Lunes 11 de enero 2016

Shabat Vaera

1918704_10153725390077752_3596796801353007287_n

Existe una gran discusión filosófica acerca de la existencia.

La pregunta típica es: ¿En un bosque solitario los árboles hacen ruido al caer?

El ruido existe por sí solo, o existe en función de que alguien lo escuche.

Parecería ser una pregunta superficial, o innecesaria, pero si nos detenemos nos vamos a dar cuanta que la pregunta entraña mucho más de lo que a primera vista reconocemos.

Nos hace pensar sobre la existencia de las cosas, si son independientes, o si solo existen cuando se presentan frente a la percepción.

El texto con el que comienza la parasha es una continuidad del final de la anterior, en el cual leemos sobre el dialogo de la Divinidad con Moshe rabenu.

Yo me aparecí a Abraham, a Itzjak y a Iaacov por El-Shaddai, empero por Mi Nombre Adon-ai  no Me he dado a conocer a ellos

La palabra que usa la teología clásica para hablar del encuentro de la divinidad con el hombre es la REVELACION.

Aquellos que ya tenemos algunos años, todavía recordamos esa experiencia maravillosa que era sacar fotos con una cámara con rollo fotográfico.

Los rollos venían de 12, 24 o 36 fotografías, y teníamos que ser cuidadosos en escoges que queríamos retratar, luego cuidar que el rollo no se vele, llevarlo a una cada fotográfica, que lo procesen y en unos días recibirlo de regreso con las fotos reveladas.

La película fotográfica no creaba nada, solo captaba lo que estaba allí, pero para poder disfrutarlo había que pasar un proceso, mágico y misteriosos para casi todos nosotros.

Ds estaba allí, pero solo Abraham, Itzjak y Iaakov pudieron percibirlo, pudieron procesar su presencia, pudieron disfrutar de la revelación, y ellos nos enseñaron a nosotros, sus descendientes como percibir su presencia en la realidad de todos los días.

Lo interesante de este texto es que dice que a pesar que Ds se presentó frente a nuestros patriarcas, su revelación no necesito de un nombre, ya que la fe de ellos era completa.

Tal vez también nos insinúa la Torá que la revelación nunca es completa, que Ds no revela su esencia de una vez y para siempre, sino que es un proceso continuo en donde cada la revelación es un aprendizaje constante, algo similar a aprender a ver un cuadro, o disfrutar buena música.

 

Shabat Shalom!

Rab Alejandro S. Bloch



  • Inicio

  • Tu Kehila

  • Historia de Kehila de Tucumán
  • Comisión directiva
  • Estatuto
  • Profesionales Kehila


  • Culto

  • Nuestro rabino
  • Seminarista
  • Jazanim
  • Ani Maamin
  • Jaguim
  • Sefer Tora
  • Templo Shalom
  • Parashat HaShavua
  • Cementerio
  • Servicios Religiosos
  • Educación

  • Colegio integral
  • Consejo Escolar
  • Espacio egresados
  • Diccionario hebro-español

  • En comunidad

  • Curso Bar-Bat Mitzva
  • Grupo Shalom
  • Grupo Juventud
  • Bikurim
  • Ciclo Cine Israelí
  • Grupo Mujeres
  • Fútbol Maccabi
  • Copa de la Paz
  • La Cocina
  • Ken Metzada
  • Escuela de Madrijima
  • Telas y acrobacias
  • La foto del mes

  • Agenda y servicios

  • Judaísmo masorti

  • Contacto
  • Desarrollado por: CGE | estudio creativo