Shabat Behaalotja

lunes 4 de julio 2016

13529222_10154162694687752_869352883991392765_n

Nuestra parashá Behaalotja narra acerca de diversos temas.

Uno de estos temas es acerca de las quejas de nuestro pueblo en el desierto. Reiteradas y previsibles.

Fue que el pueblo estaba como quejándose de algo malo en los oídos del Eterno. Oyó DS y encolerizóse, ardió su fuego entre ellos y devoró el extremo del campamento. Clamó entonces el pueblo a Moshe, entonces él rezó, y se apagó el fuego.” Bemidbar Cap 11 Versículos 1-2.

Es interesante que en este incidente de queja, el primero del libro de Bemidbar, Números, no figura el motivo de la molestia. Y es más, “como quejándose”, no es lo mismo que “quejándose”. En hebreo, “kemitonenim”. Como si se quejaran. ¿Pero se quejaron o no? Pareciera que claramente sí, pero sin tener en claro por qué lo hacían. No estaba claro qué les molestaba, o faltaba, o qué buscaban al hacerlo.

Podemos o no tener razón al reclamar algo. Pero si no sabemos qué buscamos, jamás lo podremos encontrar. Este pueblo, o al menos una parte de él, se quejaba solo por quejarse. Esclavos fuimos, o fueron, libres del todo no lo eran o no lo somos. Quién soy o qué quiero ser. Esa es la pregunta que tenemos miedo en hacernos y pánico en respondernos. Por eso la queja constante. La huída constante del preguntarnos, y tener que responderme, responderte al ser más temido, a mí mismo, a vos mismo.

Rashi, el gran exégeta de la Tora, dice sobre el tema “como quejándose: significa que buscaban un pretexto para alejarse de DS.” Alejarse de DS, ¿como será eso? Tal vez sea alejarnos de nosotros mismos, de nuestra felicidad plena, de nuestras preguntas más íntimas. De nuestras respuestas cambiantes.

Shabat shalom umevoraj!

 

Rab. Dr. Fabian Zaidemberg

Profesor en el Instituto Rabínico Heschel.


Agenda Kehila

diciembre 2018
D L M X J V S
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031EC
  • No hay eventos.
Desarrollado por: CGE | estudio creativo