Viernes 27 de mayo 2016

Parashat Behar

13254595_10154085372867752_3804377604977879412_n

Nos encontramos promediando el tercer libro de,la Tora, Vaikra, Levítico. En nuestra parasha (porción semanal), Behar, aparecen leyes referidas año sabático, al jubileo, a la ayuda al prójimo, escalvitud, entre otros.

Dedicaré estos pocos renglones al año sabático, y al jubileo. ” …Cuando ingresen a la tierra que les daré, esta deberá observar un periodo de descanso sabático consagrado a D’s. De modo que seis años podrás sembrar tu campo, y podar tus viñedos y recoger sus frutos. Pero el séptimo año la tierra deberá tener descanso absoluto, shabat consagrado a D’s.” (Levítico Cap. 25 Versículos 2, 3 y 4).“Deberás contar para ti siete años sabáticos, es decir siete veces siete años. El periodo de siete años sabáticos será de 49 años…….Deberás santificar el año 50 declarando en toda la tierra la libertad para sus habitantes. Será año del jubileo para ustedes….en el que no deberán sembrar ni segar lo que crezca en forma espontánea de la tierra , ni recolectarlos racimos de los viñedos…” (Levítico Cap. 25 Versículos 8, 10 y 11)

Nuestra tradición nos enseña no sólo a parar un día a la semana, Shabat, sino un año cada seis, año sabático, shnat hashmita, y otro más cada 50 años, shnat haiovel.
¿Por qué esta necesidad de parar? Tal vez para descansar. Tal vez para contemplar lo realizado, lo logrado. Fracasos y triunfos. Tal vez para evaluar cómo seguir, qué modificar. Tal vez para enseñarnos a utilizar lo logrado, el pasado detenido y fijo, en un presente continuo que sí debemos cambiar.

Si no nos detenemos, si no diferenciamos nuestras acciones y tiempos, no podemos mejorar, cambiar. Nos condenamos a ser lo mismo que fuimos, adentrándonos en la filosofía del Sé igual, del tan querido personaje Minguito Tinguitela.

Nuestra tradición nos enseña, compele a distinguir. A elegir, a valorar. Nada es igual a nada. Shabat no es mejor que Jol, los días de semana que no son Shabat ni festividades. Diferenciar, elegir, mejorar, cambiar, es lo que nos caracteriza como humanos. Leshanot en hebreo es cambiar, pero también significa enseñar. Solo aprende aquel que vive en plenitud los diferentes momentos de diferentes formas. Por eso, tal vez, Vida en hebreo , jaim, está en figura plural, aunque pueda,referirse a úna vida o a muchas, con el mismo término. 

Vivir Vidas. Muchas. Diferentes. Eso es lo que D’s espera de nosotros.

Shabat shalom umevoraj!

Rab. Dr. Fabián Zaidemberg
Profesor del Instituto Rabínico Heschel



  • Inicio

  • Tu Kehila

  • Historia de Kehila de Tucumán
  • Comisión directiva
  • Estatuto
  • Profesionales Kehila


  • Culto

  • Nuestro rabino
  • Seminarista
  • Jazanim
  • Ani Maamin
  • Jaguim
  • Sefer Tora
  • Templo Shalom
  • Parashat HaShavua
  • Cementerio
  • Servicios Religiosos
  • Educación

  • Colegio integral
  • Consejo Escolar
  • Espacio egresados
  • Diccionario hebro-español

  • En comunidad

  • Curso Bar-Bat Mitzva
  • Grupo Shalom
  • Grupo Juventud
  • Bikurim
  • Ciclo Cine Israelí
  • Grupo Mujeres
  • Fútbol Maccabi
  • Copa de la Paz
  • La Cocina
  • Ken Metzada
  • Escuela de Madrijima
  • Telas y acrobacias
  • La foto del mes

  • Agenda y servicios

  • Judaísmo masorti

  • Contacto
  • Desarrollado por: CGE | estudio creativo