Viernes 22 de julio 2016

Parashat Balak-“El poder de lo subjetivo. Respetarnos en nuestras diferencias”

13769545_10154240575662752_3578848920311092045_n

Esta parasha, Balak, es una parasha muy interesante y extraña.

Un rey llamado Balak, escucha del poder de nuestro pueblo y de DS, y sabiéndose más débil, decide contratar a Bilam, tal vez brujo, tal vez profeta, para maldecir al pueblo de Israel. Este primero se niega a ir; pero luego, al ir rumbo al pueblo de Israel, ocurre un hecho sobrenatural: Su burra sobre el cual iba montado, ve a un enviado de DS, que su amo no es capaz de ver. La historia continúa y es apasionante; al igual que siempre recomiendo leer la parasha entera.

Bilam, al encontrarse frente al pueblo de Israel y luego de realizar los sacrificios pertinentes, comienza a hablar. Él había sido contratado para maldecir, sin embargo le aclara a su contratante, Balak, que solo dirá las palabras que DS pondrá en su boca.

Bilam dice muchas cosas. Algunas muy famosas como ser “Cuán bellas son tus tiendas, oh Yacob, tus moradas oh Israel. Má tovu ohaleja Iaacov, mishkenoteja Israel.” (Bemidbar-Números Cap. 24 Versículo 5)

Sin embargo, yo me voy a detener en otra alocución de este hombre. “¿Por qué maldeciré lo que no maldijo DS? ¿Y por qué execraré lo que no execró el Eterno? Porque de la cima de la peña lo veo, de los collados lo comtemplo: He aquí un pueblo que a solas mora, y entre las naciones no es considerado.” (Bemidbar-Números Cap. 23 Versículos 8 y 9).

Vale preguntarnos si es una bendición o una maldicion. Estar aislado o no ser contado entre las naciones: ¿cuál de las dos opciones es?

A priori puedo pensar que es una maldicion. Nadie – o al menos yo lo entiendo así – quiere vivir solo y aislado. Y mucho menos no ser considerado como un par por los demás.

Pero todo puede y debe tener diferentes interpretaciones. Depende de la situación y del momento.

Como judíos sabemos que muchas veces no fuimos considerados pares. Fuimos excluídos, maltratados, asesinados por ser diferentes. No fuimos contados entre las naciones. Israel no es considerado un estado más entre las naciones. Todo el tiempo, a diferencia del resto de las naciones, debemos justificar su derecho a existir y defenderse. Claro está que como estado comete errores, o podemos discrepar con diferentes medidas que toma. Reitero: todo puede y debe tener diferentes interpretaciones. Sin embargo, no somos un estado más. Es así. El concierto de naciones nos lo indica.

¿Esto es bueno o malo? Esto es así.

No tengo y no debo justificarme como judío ante nadie. Israel no debe hacerlo. No lo hace.

En muchísimos aspectos Israel es vanguardista a nivel mundial. Y estoy orgulloso de ello. DS quiera bendecirnos y bendecir a un Medinat Israel con progreso, abundancia, y paz, para poder contribuir con plenitud, identidad, democracia y pluralismo a mejorar un mundo lleno de muerte e intolerancia.

El pluralismo, el respeto al diferente, la democracia, ese es nuestro distintivo y por el debemos luchar. Esa es mi identidad Judía. Por eso lo soy.

Rab. Fabián Zaidemberg
Profesor en Instituto Rabinico Heschel



  • Inicio

  • Tu Kehila

  • Historia de Kehila de Tucumán
  • Comisión directiva
  • Estatuto
  • Profesionales Kehila


  • Culto

  • Nuestro rabino
  • Seminarista
  • Jazanim
  • Ani Maamin
  • Jaguim
  • Sefer Tora
  • Templo Shalom
  • Parashat HaShavua
  • Cementerio
  • Servicios Religiosos
  • Educación

  • Colegio integral
  • Consejo Escolar
  • Espacio egresados
  • Diccionario hebro-español

  • En comunidad

  • Curso Bar-Bat Mitzva
  • Grupo Shalom
  • Grupo Juventud
  • Bikurim
  • Ciclo Cine Israelí
  • Grupo Mujeres
  • Fútbol Maccabi
  • Copa de la Paz
  • La Cocina
  • Ken Metzada
  • Escuela de Madrijima
  • Telas y acrobacias
  • La foto del mes

  • Agenda y servicios

  • Judaísmo masorti

  • Contacto
  • Desarrollado por: CGE | estudio creativo